top of page

" 5 Lecciones que aprendi el año pasado"

Updated: Mar 5




Hola...

Ayer fue mi cumpleanos numero 26 y decidí escribir algo más personal. El año pasado fue un tiempo de mucho crecimiento en todas las áreas de mi vida y para celebrar esta fecha especial decidí escribir 5 lecciones que aprendí el año pasado.


1. El tiempo es relativo:

Uno de mis mayores miedos antes de decidir ser misionero era perder mi tiempo, en ese tiempo pausar mi carrera por dos años parecía una locura. Un año después de haber tomado aquella decisión creo que el tiempo es relativo. Puede ser que para algunas personas el tiempo de descanso es inútil mientras que para otros que es una buena forma de aprovechar el día y relajarse para luego volver al trabajo con más fuerzas. Todo depende de la perspectiva de cada persona. Después de haber culminado el primer año de mi programa misionero mi perspectiva cambió, ahora puedo decir con toda convicción que no fue una pérdida de tiempo sino más bien lo mejor que he hecho hasta ahora!


2. No esperes a que algo simplemente suceda haz algo para que suceda:

No es bueno ser precipitado en la vida, los grandes proyectos requieren de mucha organización. Yo solía pasar mucho tiempo estancada en aquella etapa de planificación y nunca terminaba por ejecutar lo planeado . El año pasado aprendí que nada sucede por qué si, Dios abre y cierra puertas en la vida pero nosotros tenemos que tomar acciones diarias para que los planes sucedan .


3. Mejor hecho que perfecto:

No me considero la persona más perfeccionista del mundo pero si un ser humano detallista, cada proyecto que tengo me toma bastante tiempo por que siempre hay alguna cosa que podría estar mejor. El año pasado he aprendido a ponerme “dead lines” para cada uno de mis proyectos y así finalmente logré acostumbrarme a cierto margen de error. No soy una persona perfecta y no quiero que todo lo que haga será perfecto. Ahora busco dar mi 100% en cada proyecto pero se que es mejor que este hecho que perfecto.


4. Prestar menos atención a lo que digan los otros:

Esta fue una de las lecciones más difíciles del año pasado porque siempre me importó mucho la opinión de los demás. Honestamente no es que no importe las ideas de las otras personas pero aprendí que hay una línea muy fina entre escuchar alguna crítica constructiva que dejar que los cometarios de los otros me bloqueen. Una vez que deje de prestarle tanta importancia a los comentarios de los otros fui mas feliz . A veces escuchar demasiado lo que dicen los demás y creerlo puede terminar convertirse en una creencia limitante en nuestras vidas.


5. Cada día es una oportunidad de confiar en Dios:

Un día conversando con una mujer que admiro mucho escuche la siguiente frase de ella “cada día yo decidido confiar en Dios” estás palabras se quedaron grabadas en mi mente y mi corazón. Ese día entendí que confiar en Dios era una decisión que debía hacer todos los días. En mi oración diaria repito: - Señor hoy elijo confiar en ti - y todos mis miedos desaparecen. Es algo mágico que he estado experimentando con Dios.



22 views1 comment

Recent Posts

See All

1 Comment


Que lindo chica ❤️ Es muy lindo ver tu gran crecimiento! Siga teniendo esas gran experiencias y conociendo aún más a nuestro maravilloso Dios!

Like
bottom of page