top of page



Hola...

Ayer fue mi cumpleanos numero 26 y decidí escribir algo más personal. El año pasado fue un tiempo de mucho crecimiento en todas las áreas de mi vida y para celebrar esta fecha especial decidí escribir 5 lecciones que aprendí el año pasado.


1. El tiempo es relativo:

Uno de mis mayores miedos antes de decidir ser misionero era perder mi tiempo, en ese tiempo pausar mi carrera por dos años parecía una locura. Un año después de haber tomado aquella decisión creo que el tiempo es relativo. Puede ser que para algunas personas el tiempo de descanso es inútil mientras que para otros que es una buena forma de aprovechar el día y relajarse para luego volver al trabajo con más fuerzas. Todo depende de la perspectiva de cada persona. Después de haber culminado el primer año de mi programa misionero mi perspectiva cambió, ahora puedo decir con toda convicción que no fue una pérdida de tiempo sino más bien lo mejor que he hecho hasta ahora!


2. No esperes a que algo simplemente suceda haz algo para que suceda:

No es bueno ser precipitado en la vida, los grandes proyectos requieren de mucha organización. Yo solía pasar mucho tiempo estancada en aquella etapa de planificación y nunca terminaba por ejecutar lo planeado . El año pasado aprendí que nada sucede por qué si, Dios abre y cierra puertas en la vida pero nosotros tenemos que tomar acciones diarias para que los planes sucedan .


3. Mejor hecho que perfecto:

No me considero la persona más perfeccionista del mundo pero si un ser humano detallista, cada proyecto que tengo me toma bastante tiempo por que siempre hay alguna cosa que podría estar mejor. El año pasado he aprendido a ponerme “dead lines” para cada uno de mis proyectos y así finalmente logré acostumbrarme a cierto margen de error. No soy una persona perfecta y no quiero que todo lo que haga será perfecto. Ahora busco dar mi 100% en cada proyecto pero se que es mejor que este hecho que perfecto.


4. Prestar menos atención a lo que digan los otros:

Esta fue una de las lecciones más difíciles del año pasado porque siempre me importó mucho la opinión de los demás. Honestamente no es que no importe las ideas de las otras personas pero aprendí que hay una línea muy fina entre escuchar alguna crítica constructiva que dejar que los cometarios de los otros me bloqueen. Una vez que deje de prestarle tanta importancia a los comentarios de los otros fui mas feliz . A veces escuchar demasiado lo que dicen los demás y creerlo puede terminar convertirse en una creencia limitante en nuestras vidas.


5. Cada día es una oportunidad de confiar en Dios:

Un día conversando con una mujer que admiro mucho escuche la siguiente frase de ella “cada día yo decidido confiar en Dios” estás palabras se quedaron grabadas en mi mente y mi corazón. Ese día entendí que confiar en Dios era una decisión que debía hacer todos los días. En mi oración diaria repito: - Señor hoy elijo confiar en ti - y todos mis miedos desaparecen. Es algo mágico que he estado experimentando con Dios.



21 views1 comment

Updated: Jan 19





Bienvenidos

Hola a todos y bienvenidos a mi primer blog post! Estoy tan feliz de estar escribiendo para ustedes y también me estoy quitando un peso grande de encima porque llevo mucho tiempo queriendo tener mi propio Blog.

Mi nombre es Abby Ramirez y amo escribir, es algo que siempre hago y me apasiona. En este primer post quiero presentarme y contarles qué es lo que encontrarán en este blog 🤍.


Un poco sobre mi ...

Nací y crecí en Perú, exactamente en la ciudad de Cusco. Amo a Dios desde que era una niña y vengo de una familia muy grande. Siempre fui una chica aventurera y con la mente abierta para grandes cambios, salir de mi comfort zone se ha convertido en algo que hago regularmente. Realmente creo que tomar riesgos es una excelente forma de avanzar en la vida y por eso siempre intento impulsar esa vena aventurera que tengo. En el 2016 fui estudiante de intercambio en ARIZONA y después de un año regresé a Perú para realizar mis estudios superiores en la ciudad de Lima. En el mes de mayo del 2023 me mudé al norte este de Brasil para prepararse esta vez como misionera y a inicios de este año 2024 viajé a Ecuador junto con dos brasileñas para cumplir con nuestro año de misión. Vivir lejos de casa y en 4 países me hizo entender la vida desde mi propia perspectiva, cada persona que conocí en estos años aportó a mi crecimiento espiritual y personal. Hoy me siento súper feliz de compartir a través de este medio mis pensamientos, mi fe y mis ideas.


Sobre este blog

El goal para este site es inspirarte cada dia, quiero crecer junto contigo en fe y en amor. En este blog voy a escribir mis experiencias, sobre mi fe, mi estilo de vida, algo de homemaking y diferencias culturales.

Finalmente quiero agradecerles a todos ustedes por leer hasta el final y su apoyo en mi vida…

With love from Abby 🌸✨


22 views1 comment
bottom of page